Un dia en Cabo Polonio

22.02.2016

Entre historias y leyendas se dice que por el año 1735 un galeón español llamado Polonio naufragó en las empedradas costas de este cabo que hoy lleva su nombre. Fuertes vientos y un mar embravecido fueron sinónimo de peligro, maldición y muerte, donde cientos de embarcaciones yacen hundidas a lo largo de su costa. En este post les contaremos nuestra visita al Parque Nacional Cabo Polonio.

El faro
El mar
Llegar a Cabo Polonio desde Valizas es muy fácil. Desde la terminal de Valizas  los autobuses de la empresa Ruta del Sol llegan hasta la entrada al parque, el pasaje cuesta 50 pesos uruguayos, solo ida. Es posible también llegar caminando por la playa entre 8 y 10 kilómetros atravesando los médanos.
Una vez dentro el parque es necesario tomar uno de los camiones 4×4 que llegan hasta el balneario. El pasaje cuesta 200 pesos uruguayos ida y vuelta, también es posible ir caminando 6 kilómetros entre dunas y bosque.
Caballos en el parque
Bienvenidos al parque
Caminando son unos…
Camión colectivo
Después de haber visitado las varias salas informativas que hay en la entrada, ya estábamos listos para treparnos a los gigantes camiones panorámicos que nos llevarían hasta el pueblo. Lentos pero a paso firme empezamos el rally hasta el Cabo. El terreno arenoso del lugar albergaba una verde vegetación, con variados arboles, arbustos y pinos.
Parte del viaje lo hicimos por un marcado camino arenoso hasta finalmente llegar a orillas del mar donde la lisa playa nos fue acercando hasta el pueblo. Empezamos a ver uno que otro «ranchos» entre los medanos, algunos caídos, otros doblados un poco por el viento. Después de retomar la huella del camino arenoso ya estábamos llegando.
Desde lo alto del colectivo
La carretera
Llegando al pueblo
Pasajeros
Por la playa

La historia de Cabo Polonio nace allá por el año 1914 después que el gobierno instaló ahí una planta de explotación lobera. A partir de ese momento empezó a formarse un pequeño asentamiento de trabajadores dedicados a la faena de lobos y a la pesca. En el año 1942 se prohíbe  la caza y la explotación de los lobos y la zona viene declarada reserva marina.

Cabo Polonio no tiene luz eléctrica, muchos de sus ranchos, hostales y bares del lugar disponen de paneles solares sobre sus techos y auto generadores para abastecerse de energía. Otros en cambio continúan firmes a su ideología, alumbrando sus noches con lámparas a gas o velas.

Hostel
Entre medanos
La lobería
Luna mirando los lobos
Paneles al sol
Pescadores
Después de dar una rápida vuelta a los alrededores nos dirigimos hacia el faro que fue construido en el año 1881, sirviendo como referencia para los navegantes. En el año 1976 fue declarado monumento histórico. Desde su la rocosa base es posible escuchar y ver algunos grupos de lobos marinos que en esta época del año se encuentran en periodo de reproducción, la entera población estaba en las islas de enfrente, la Encantada, la isla Rasa y el Islote.
Visitantes en el faro
Lobos al pie del faro
Lisa y Luna
El faro desde lejos
Después de la visita al faro nos dirigimos a unos de los barcitos que se encuentran en el pueblo a refrescarnos con una cerveza Patricia de litro que nos costó 140 pesos uruguayos, acompañada con unas empanadas de cangrejo por 45 pesos uruguayos cada una.
Con las pilas recargadas salimos en busca de la hipotética «avenida Pepe Mujica» solo transitada por peatones. Cada tanto se ven llegar los camiones de los proveedores y los que llevan y traen a los visitantes. En el lugar hay pequeñas cabañitas de madera que albergan artesanos, negocios de ropa, artículos de playa y recuerdos.
Grande Pepe
Artesanias
Negocios
Luna almorzando
Camiones de los proveedores
Bares
La vueltita terminó en la playa principal donde pasamos la tarde. Mientras el sol se acercaba al horizonte empezamos el regreso hasta Valizas. Desde lo alto de los camiones colectivos admirábamos la belleza del lugar, un lugar que mágicamente se resiste al desarrollo.
Ondeando  con el viento nos despedimos de Cabo Polonio.
Ranchos
Cabalgatas Valizas-Polonio
Holaaaa…
Listos para el regreso
Ranchos del pueblo
Horizontes
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Deja un comentario