Que hacer y que no hacer en un día en Singapur

07.12.2016

Si estas viajando por el sudeste asiático y  tu vuelo tiene una escala de un día en Singapur, como en nuestro caso, te vamos a contar en este post que cosas hacer y que cosas NO HACER en esta pequeña isla/estado.

Llegar a Singapur en avión es verdaderamente un espectáculo. Desde lo alto veíamos grupos de verdes islas perdidas en el mar donde cientos de buques mercantes flotaban en el agua, esperando atracar al segundo mayor puerto marítimo del mundo. Después de aterrizar en su moderno Aeropuerto Internacional, pasar por migraciones y cambiar unos pocos euros por dólares singapurenses estábamos listos para empezar a usar nuestras preciadas horas en este pequeño pero potencial país de 5 millones y medio de habitantes.

En todas las tres terminales se encuentra una oficina guarda maletas «left bagage» donde por 3,20 dólares al día uno puede dejar una mochila o valija, para salir más ligero a recorrer esta increíble ciudad. La forma más económica y rápida de llegar al centro es utilizando el metro que sale desde el terminal 2 del aeropuerto, basta solo seguir las indicaciones. En las ventanillas de la estación es posible comprar la Singapore Tourist Pass, una tarjeta electrónica que te permitirá moverte con comodidad dentro de la ciudad  utilizando todos sus servicios públicos de manera ilimitada. Su costo es de 10 dólares por día, más un deposito de 10 dólares que te devolverán cuando entregues de vuelta la tarjeta.

Dolares de Singapur
Dolares de Singapur

Es muy curioso caminar por sus ordenadas y limpias calles, donde espero no se te ocurra tirar ni siquiera la envoltura de un caramelo, ya que en este país está prohibido tirar basura en las calles, podrías recibir una multa de 2.000 dólares singapurenses tan solo por eso. En el año 2014 se emitieron cerca de 19.000 multas de este tipo, el 31% de ella a turistas.

Marina Bay
Marina Bay

Después de un picante almuerzo en Little India, el barrio indiano de Singapur, caminamos por sus calles para transportarnos por momentos a ese país. En sus negocios y restaurantes típicos es normal cruzarse con mujeres vestidas con sus coloridos vestidos tradicionales, dejando escapar así un esbozo indiano, mientras humeantes inciensos acompañan la música que sale de dentro de las tiendas de souvenirs.

Little India
Little India
Little India
Little India

De nuevo dentro del ordenado metro, donde está completamente prohibido comer o beber, con una multa de 500 dólares singapurenses  para quien se anime a tomar al menos un trago de agua por más calor que haga, fuimos en busca del complejo Marina Sands Bay. El complejo de edificios en conjunto es el lugar más fotografiado de Singapur y una parada obligatoria para todos los que visitan la ciudad. Subir a lo más alto del Marina Bay Sands Hotel tiene un costo de 23 dólares los adultos y 16 los niños. Es el hotel más grande de la ciudad, de fama mundial gracias a su enorme piscina en la terraza que une las tres torres. El lugar también alberga un casino, una plataforma de observación el Art Science Museum, con forma de flor de loto abriéndose, y un centro comercial de lujo, donde resaltan las vidrieras de las joyerías por sus espectaculares joyas en oro macizo, hay quien dice que todo el oro del los bancos del mundo está en Singapur, será verdad?

Marina Bay Sands
Marina Bay Sands
Flor de loto al Marina Bay Sands
Flor de loto al Marina Bay Sands
Joyerias al Marina Bay Sands
Joyerias al Marina Bay Sands

Continuando nuestra caminata pudimos observar que nadie fumaba, pero cuando decimos nadie, es en serio. Es la primera ves que nos sucede de observar que por las calles de una ciudad tan transitada nadie fume, ni en los parques, ni fuera de los bares y restaurantes. Porque será? Nos preguntamos… Es que en Singapur está prohibido fumar en los lugares públicos, la multa va de 200 a 1000 dólares singapurenses, además solo se puede entrar al país con 400 gramos de tabaco, un paquete de cigarrillos.

Después de cruzar el puente Hélix, el primer puente curvo del mundo, creando como su nombre indica un efecto de hélice, llegamos hasta la Singapore Flyer, la rueda de la fortuna más grande del mundo. Esta gigantesca rueda panorámica llega a los 165 metros del suelo, sus compartimientos tienen espacio para 28 pasajeros y su giro completo tarda casi 30 minutos. El costo del billete es de 33 dólares los adultos y 21 dólares los niños. Antes de subir a la rueda se puede pasear entre algunos puestos antiguos de street food, para sentirse en la vieja Singapur.

Singapore Flyer
Singapore Flyer
Puente helix
Puente helix
Old street food
Old street food

Y si estás con prisa ni se te ocurra cruzar un semáforo en rojo en Singapur, «como hicimos nosotros» y menos que menos cruzar la calle por donde no debes, si es que a menos de 50 metros hay un cruce peatonal y no lo utilizas. Solo por eso podrías recibir una multa de 1000 dólares singapurenses o 3 meses de prisión si es que no tienes el dinero para pagarla. Para los reincidentes la multa es de 2.000 dólares y hasta 6 meses de cárcel.

Por ultimo y para despedirnos de esta increíble ciudad, caminamos por los famoso Jardines de la bahía. El Gardens by the bay  es un parque de 101 hectáreas ubicado en el centro de Singapur. La entrada al lugar es gratuita, solo se paga la entrada a los dos invernaderos. Entrar a uno solo de los invernadero cuesta 16 dólares para los adultos y 8 dólares para los niños, visitar los dos cuesta 20 dólares para los adultos y 12 dólares para los niños. También es gratuita la entrada al Children Garden que cierra a las 18.30.

Gardens by the Bay
Gardens by the Bay
Gardens by the Bay
Gardens by the Bay

Cuando la noche comenzó a caer sobre Singapur el lugar se llenó de colores. Llegó la hora de ver los gigantescos 16 arboles artificiales que hay en el Garden by the bay que se iluminan al atardecer. Estos arboles están recubiertos por plantas tipo enredaderas y son completamente sostenibles, utilizan células fotovoltaicas para captar energía solar y poseen un sistema para recoger el agua de la lluvia.

Hay una pasarela en las alturas del lugar llamada la Skyway que cuesta 8 dólares los adultos y 5 dólares los niños. Esta pasarela de 22 metros de altura que pasa en medio de los arboles luminosos te hace sentir de estar dentro de un paisaje de la taquillera película de Avatar.

Gardens by the Bay
Gardens by the Bay
Gardens by the Bay
Gardens by the Bay

Lamentablemente nuestras horas en Singapur se acabaron, tan pronto tuvimos que regresar al aeropuerto para tomar nuestro vuelo hacia la ciudad de Darwin, al norte de Australia.

Sin dudas volveremos a Singapur para conocer un poco más los increíbles lugares y extrañezas de este país vanguardista que es considerado uno de los más seguros del mundo.

Y si es que el destino te lleva a visitarlo te dejamos la ultima recomendación, ni se te ocurra llevar chicles en tus pertenencias, ya que esta prohibido introducir chicles de contrabando. Si llevas más de dos paquetes podrías enfrentarte a una pena de un año de cárcel y una multa de 5.500 dólares. Aunque sea difícil de creer.

La bahía de Singapur
La bahía de Singapur
Foto recuerdo
Foto recuerdo

2 Replies to “Que hacer y que no hacer en un día en Singapur”

  1. Muito bom, pratico, boas dicas, belas fotos; espero um dia ir ate ai e vou consultar o blog. Fico feliz de ver vcs curtindo essa viagem, belo espirito aventureiro. Abracos!

    1. Ola Bea! Muitu obrigada pelo suo comentario! Esperamos uma sua visita pronto! Beijos!!

Deja un comentario