Las playas de Punta del Diablo

28.02.2015

Llegó el momento de dejar Valizas y acercarnos más a la frontera con Brasil, nuestro destino final. Habíamos escuchado ya varias veces hablar de Punta del Diablo, fue así que decidimos dirigirnos a estas tierras de pescadores de tiburones ubicada a escasos kilómetros del Parque Nacional Santa Teresa.

Punta del Diablo

Llegar desde Valizas a Punta del Diablo fue muy fácil, 2 entretenidas horas de viaje entre planicies repletas de palmares dejaban ver a lo lejos sinuosas sierras apoyadas sobre horizonte. El pasaje nos costó 89 pesos uruguayos viajando siempre con los autobuses de la empresa Rutas del Sol con aire acondicionado y wi-fi a bordo.
En la terminal nos esperaba Marcos, un simpático uruguayo que conocimos nuevamente gracias al sitio airbnb. Por 14 dólares la noche nos alquiló una rústica cabaña limpia y bien equipada que la familia tiene en el verde patio de su casa.

Nuestro bungalow
Habitación
Luna y su nueva mascota
Mapita

Nos encontrábamos ubicados cerca del Parque Nacional Santa Teresa y tan solo a unos 15 minutos de la vírgen playa del Norte. Una agradable caminata entre calles de arena y grandes árboles de eucalipto y pino.
El barrio se caracteriza por su salvaje vegetación como así también por sus modernos «ranchos» casas de verano, la mayoría construidas con un innovador design.

Deshabitadas playas
Nuestro barrio
Hostel bonito
Rancho en construcción

La historia de Punta del Diablo comienza allá por el 1940 cuando desde la vecina Valizas comenzaron a llegar pescadores atraídos por la rentable pesca del tiburón.
Con el correr de los años se convirtió en una meta turística importante para los uruguayos, y también muchísimos turistas argentinos y brasileros , como así europeos.
En sus 10 kilómetros de playas se encuentran varias escuelas de surf como por ejemplo en la playa Grande que goza de buenas olas para la práctica de este deporte. Al final de la playa es posible subir por unos médanos y obtener una bonita vista del lugar. Del otro lado, bajando los médanos, comienzan la larguísima playa del Norte, en dirección al parque Nacional Santa Teresa.

Playa del Norte
Del otro lado de la playa
Vista de lo alto de las playas del Norte

Sin dudas la playa más característica es la playa del Centro, o sea la playa de los pescadores. Es la más familiar y la más visitada por los lugareños. Sobre la playa, donde descansan los barcos de los pescadores se pueden ver una especie de grúas manuales que utilizan para sacar los barcos del mar. Día a día los pescadores descargan el pescado y lo llevan hasta las pescaderías que se encuentran en frente la playa donde viene limpiado y preparado para la venta.

Playa de los pescadores desde lejos
Pescaderías frente al mar
Barco de los pescadores
Más playas del centro
Siguiendo el recorrido de las playas nos alejamos un poco del centro para llegar a la playa de la Viuda, llegando al lugar se pueden ver grandes médanos que lentamente se van comiendo la calle y algunas casas que dan al mar. Este pequeño desierto avanza hasta la extensa playa donde solo hay dos bares para refugiarse del sol de desierto que quema. Muy importante llevar una sombrilla, anteojos para el sol y un buen protector solar!
Playa de la Viuda
Extensa playa
Desierto uruguayo

Por la noche el pueblito, siempre en penumbras, ofrece un recorrido entretenido y colorido. Los restaurantes con sus característicos menú de pescado, promocionan la «tablita», una degustación de pescados y mariscos para 2 personas que cuesta aproximadamente 450 pesos uruguayos. La calle de los artesanos abre su feria, pintores venden cuadros de barcos, algunos artistas callejeros ofrecen sus espectáculos, mientras en un bar con un ombú gigante en su patio unos músicos dejan escapar una canción de Manu Chao. Todo acompañado por una promoción irresistible de dos caipirinhas  por 120 pesos.

Bon appetit

Cuatro días en Punta del Diablo llenos de naturaleza y tranquilidad nos sirvieron para recargar las pilas y continuar con nuestro viaje en dirección a la ciudad fronteriza de el Chuy, estábamos listos para dejar Uruguay y empezar otra nueva etapa, Brasil.
Pero antes hay que cruzar fronteras, a ver con que nos encontramos…

Negocios del centro
Feria con vista al mar
Caminata
Grafiti Punta del Diablo
Listos para la partida
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Deja un comentario