La isla de Koh Mak, el último paraíso

Koh Mak es una isla de tan solo 16 kilómetros cuadrados que se encuentra ubicada en el archipiélago de Koh Chang y que pertenece a la provincia de Trat.

Es una isla muy pequeña y poco visitada por el turismo. Hay poca vida nocturna, hospedajes y restaurantes. Por sus deshabitadas calles no circulan muchos autos, solo algunas motos o camionetas. Playas vírgenes, rica comida, cerveza fresca, buenos precios y mucha paz. No te dijimos que era un paraíso!!

Aquí que te vamos a contar cómo llegar a la isla de Koh Mak desde Bangkok, donde dormir y qué hacer en esta pequeña pero única isla tailandesa.

Para poner tus pies descalzos sobre su blanca arena tendrás primero que acercarte hacia el muelle de Laem Ngop (Trat), donde diariamente zarpan botes rápidos.

De Bangkok a Trat

Nos encontrábamos en Bangkok, más precisamente en los alrededores del fiestero barrio de Kao San, cuando, después de pasar unos días recorriendo exóticos y baratos mercaditos, decidimos armar nuestras mochilas para ir en busca de un poco de mar, playas y tranquilidad. Destino final, la isla de Koh Mak.

Averiguando cómo llegar descubrimos que desde el barrio de Kao San salen minivan hasta Trat, 400 baht, los niños pagan pasaje entero. Las minivan tiene la ventaja de que son más rápidas pero la desventaja de ser pequeñas, si viajas con mucho equipaje es prácticamente imposible abordarlas. Caras e incómodas, es por eso que las evitamos.

Feria de comidas, Bangkok

La otra opción es ir hasta la terminal de Ekkamai, al este de Bangkok donde salen los autobuses normales, el pasaje hasta Trat nos costò 230 baht, los niños pagan la mitad. Los autobuses tailandeses son grandes y cómodos, pero lentos, tardamos 6 horas en llegar.

Viajábamos a Koh Mak acompañados de Irina, una mochilera de alma que conocimos en la isla de Koh Yao Noi unos meses atrás. Irina vive en la isla Elba en Italia, durante el verano trabaja en su bar étnico El Clandestino Cafè y durante el invierno se dedica a viajar por el mundo y aprender sobre cocina, costumbres y masajes.

Trat

Llegar al centro de Trat desde la terminal cuesta 20 baht por persona, niños gratis. El centro es una zona con características casas de teca, bares, negocios y transitadas callecitas. Està por parte atravesado por el rió Trat, donde una pasarela que lo bordea, ofrece una vista diferente del lugar.

Como la noche se acercaba y ya que sabíamos que los botes hacia Koh Mak salen por la mañana, decidimos dormir en Trat. Nos hospedamos en la Garden guest house, habitación doble en teck por 200 baht, con ventilador, baño compartido, agua fría y wi-fi.

El río Trat

Te aconsejamos darte un paseo por el mercado central, nosotros lo visitamos de noche, la mayoría de las tiendas estaban cerradas pero nos encontramos con un pequeño y completo mercado de comidas raras, para deleitar los sentidos.

Trat es conocida también por hospedar a una familia de origen china que desde hace años produce un poderoso aceite medicinal, algo que una vez descubierto siempre querrás tener en tu botiquín. Se llama Golden Cross YELLOW OIL y se consigue en una tienda del mercado central, preguntando pudimos encontrarla fácilmente.

Llegar a Koh Mak Desde Trat

Para llegar al muelle de Laem Ngop hay que tomar una de las camioneta taxi que se encuentran frente al mercado central de Trat, 50 baht. Una vez en el muelle uno puede comprar los pasajes. Adultos 450 baht, niños gratis. Pasado el mediodía estábamos navegando hacia Koh Mak en un bote rápido, que llegò después de media hora de navegación.

Alquilamos una moto (300 baht al día) y nos dirigimos hasta los bungalows del Island Hut, a orillas de la playa. En travelfish encontramos un listado de otras posibles opciones donde hospedarnos, pero cuando vimos el lugar nos dimos cuenta que era lo que estábamos buscando.

Island Hut se encuentra en la playa de Ao Kao donde algunos bungalows de madera completamente minimal se dispersan en torno a un restaurante vista al mar.

Island Hut, bungalows

Bajo la sombra de largas palmeras y en armonía con el paisaje el restaurante ofrece a sus huéspedes la posibilidad de desayunar, almorzar o cenar acompañado de la frescura del mar, la buena calidad de sus productos y un precio justo, wi-fi incluido.

Los precios de los bungalows varían, según su ubicación y servicios, desde 250 hasta 1200 baht.

Pero la cosa no termina acá, estaba también la posibilidad de dormir por 250 baht en una tienda a orillas del mar, sobre una plataforma de madera y bajo la sombra de una tropical vegetación. Toda una tentadora oferta que nuestra amiga Irina no dejó pasar.

Recorriendo esta tranquila isla en moto llegamos hasta el muelle de Ao Nid Pier donde nos detuvimos a ver como un barco de pescadores se amarraba al muelle al mismo tiempo que algunas personas se acercaban al lugar a comprar algo de pescado fresco. Poco después nos llamó la atención ver a dos jóvenes cargar manualmente un barco con cocos frescos, mientra un tercer hombre los contaba en voz alta.

Una tarde nos dejamos llevar por el consejo de alguien que nos dijo que en el Banana Sunset se veía una puesta del sol increíble. Fue así que llegamos hasta este bonito bar con música en vivo donde desde una rústica terraza en madera al borde del mar se apreciaban rojizos atardeceres.

Ao Nid Pier, Koh Mak

Buscando paisajes, muchas veces los caminos de Koh Mak nos llevaron a la puerta de algún que otro resort, casi siempre ubicado en algún magnífico promontorio. Así fue que llegamos a The Cinnamon Art Resort and Spa, donde nos encontramos con una larga pasarela que se pierde en un transparente mar. Sin dudas, un buen lugar para hacer fotos.

Al oeste de la isla, en las cercanías del Koh Mak resort está el Golden Beach Camping. A pocos pasos de la playa de Ao Soun Yai y bajo la sombra de un palmeral, este exótico camping es ideal para los que aman estar inmersos en la naturaleza.

Como decíamos al inicio del artículo, en esta isla no hay mucha vida nocturna, pero algo hay. Sobre la playa de Ao Kao se encuentra el Monkey Bar, el bar restaurante del Monkey Island Koh Mak, ellos son los encargados de ponerle música en vivo a las noches de pintura flúor, luces de colores y buena onda.

Monkey Bar

Koh Mak es una isla muy tranquila y poco poblada, sus ingresos más importantes no vienen precisamente del turismo sino de la recolección y producción del caucho. Son abundantes las plantaciones de este árbol.

En nuestros paseos nos detuvimos a ver curiosamente una plantación, unas cuantas planchas de caucho recientemente elaborada se encontraban secándose al sol, entonces algunas personas del lugar se acercaron a saludarnos y mostrarnos los árboles. Uno de ellos nos hizo ver como le realizaba un corte en la corteza y como comenzaba a caer la goma líquida color blanco. Visitamos también la fábrica donde procesan el caucho recogido.

Al sexto día dejamos Koh Mak, nos despedimos de su tranquilidad, sus playas vacías y su buena comida. Poco a poco agarramos coraje para subir nuestras mochilas a la camioneta del Island Hut que nos llevaría hasta el muelle del Koh Mak resort de donde saldrían los botes hacia Trat. Llegó el momento de dejar este maravilloso pedacito de tierra, sin dudas un paraíso aún desconocido por el turismo masivo. Una isla solo para entendidos donde la naturaleza en su estado puro aún prevalece.

Fábrica de caucho

Deja un comentario