Kuala Lumpur – Petronas Towers

Las Petronas Towers son un símbolo de Kuala Lumpur y también de Malasia, estas torres gemelas increíbles de 88 pisos son la frutilla de la torta de la ciudad. Decidimos dedicar nuestro tercer y ultimo dia en visitar lugares más emblemáticos y ver todo el glamour  de sus edificios futuristas.

Comenzamos nuestro recorrido por la mañana visitando el Sin Sze Si Ya Temple, que es el templo chino más antiguo de la ciudad, inaugurado en 1844. Como nos quedaba a tan solo unas calles de donde estábamos alojados, el barrio chino, aprovechamos para visitarlo. Un lugar tranquilo y fotogénico de entrada gratuita.

Seguimos caminando hasta llegar al Mercado Central, que más que parecerse a un mercado de frutas y verduras frescas, como lo era en el pasado, se a convertido en un coqueto mercado que alberga una cantidad de negocios de recuerdos, artesanos locales, pintores y dibujantes. Vale la pena darse un paseo dentro, hay mucho para ver.

Afuera del mercado hay una calle peatonal conocida como Kasturi Walk, es un paseo techado con más negocios y opciones de comida callejera. Un lugar donde se puede pasear sin sentirse tan acosado por los vendedores. Si van a comprar no se olviden de pedir el descuento de último momento!!

Dejamos atrás los mercados y nos acercamos hasta la enorme Plaza Merdeka, lugar donde se declaró la independencia de Malasia en el año 1957. Entorno a esta plaza se encuentran importantes edificios, que van desde embajadas, ministerios, museos, bancos, galerías de arte hasta otros más imponentes como el Edificio Sultán Abdul Samad.

También se encuentran el National Textile Museum y el Kuala Lumpur City Gallery, en el primero se puede admirar una rica exposición de los varios batik o tejidos echos a telar por las diferentes comunidades indígenas y las diferentes etnias y en el segundo, una maqueta interactiva de la ciudad, fotos, lugares de interés y una exposición fotográfica sobre la historia del país. Ambos de entrada gratuita.

Escondidos entre todos estos edificios se cruzan los ríos Gombak y Klang, este cruce es considerado el lugar donde se fundó la ciudad, justo donde surge la mezquita Masjid Jamek. Kuala Lumpur significa, de echo, confluencia fangosa.

Para escapar del calor sofocante de la tarde fuimos a buscar un poco de naturaleza al KL Forest Eco Park, una reserva natural de casi 10 hectáreas en medio de la ciudad. El lugar tiene unos puentes colgantes, Canopi Walk Way, que brindan la experiencia de dar un paseo por encima de las copas de los árboles.

Para moverse dentro del parque hay un servicio de transporte gratuito que te lleva a distintos puntos. El recorrido finaliza frente a la Menara Tower, una de las torres de telecomunicaciones más altas del mundo con sus 421 metros de altura. En su cima se encuentra el Atmosphere 360, un restaurante que gira a 360 grados.

Habíamos escuchado hablar del  Monorail KL de Kuala Lumpur, uno de los medios de transporte más populares de la ciudad, una especie de metro elevado con 11 paradas en varios puntos turísticos. Una opción @exoticoybarato que teníamos que experimentar. Es un agradable paseo entre grandes edificios, lo recomendamos para moverse fácilmente dentro del centro.

Por último, después de estar caminando todo el dia, llegamos a las Petronas Twin Towers, 88 pisos conforman esta obra arquitectónica construida por el arquitecto argentino-americano César Pelli. Bajo las torres surge el gigantesco centro comercial el Súria, otro lugar increíble y de mucho lujo. La metro que llega hasta este lugar es la LRT (línea Kelana Jaya – Gombak) y la parada es (KLCC) como no podía de ser de otra manera.

El atardecer es una buena hora para visitar las torres porque puedes sacar fotos aun con la luz del dia y esperar que el sol vaya cayendo para obtener también fotos de noche. Prepara el mejor lente angular que tenga tu cámara de fotos y vuélvete loco tratando de encuadrar las torres. Les aconsejamos que no se conformen con verlas siempre del mismo lugar, alejense, busquen distintos ángulos, caminen en torno a la plaza, la vistas cambian muchísimo y las fotos también.

Poco a poco la noche trajo a la oscuridad para darle lugar a la iluminación alienígena de estas torres espaciales, nuestra estadía en esta ciudad se estaba acabando. Resumiendo podemos decir que tres días son más que suficientes para ver Kuala Lumpur con tranquilidad y sin apuros, sus mercados, sus templos, sus barrios, las magníficas Batu Caves y sus edificios estrepitosos.

Si les ha sido útil el post no se olviden de compartirlo y suscribirse, buen viaje y nunca renuncien a sus sueños!!

 

Deja un comentario