Enseada – São Francisco do Sul

11.03.2016

Continuando nuestro paso por el litoral de Santa Catarina estabamos listos para dejar la isla de Florianópolis y subir hasta la ciudad de São Francisco do Sul, más precisamente llegamos hasta la playa de Enseada donde Adenilson y Maria Elisa nos hospedaran por algunos días. Cuando en el año 1994 pisé por primera vez Brasil, en la playa de Bombinhas conocí al hermano de Maria Elisa, Oneide. Hoy por hoy nuestra amistad se ha afianzado con el correr del tiempo y cada vez que pasamos por Brasil nos encontramos.

Playa de Enseada
Playa de Enseada

Llegamos a la playa de Enseada por la noche, fue un día infinito que pasamos dentro de buses y terminales. No hay un bus directo desde Florianópolis hasta São Francisco do Sul, hay que viajar primero hasta Joinville, después de Joinville hasta São Francisco do Sul y por último de São Francisco do Sul hasta el balneario de Enseada. No eran muchos los kilómetros, pero entre extrañas combinaciones, el tráfico y mucha espera entre una salida y la otra se nos fue el día. Y un día como hoy, no se nos podía ir así, era el cumpleaños de Luna, la pequeña viajera cumplía sus 5 añitos!

Cuando bajamos del bus mi amigo Oneide nos estaba esperando, justo en esa parada, casualidad o no, había un bar. Tomamos unas cervezas y entre abrazos y saludos llegamos a la casa de su hermana. Al entrar a la casa, abrimos la puerta y… sorpresa!!! En la sala a oscuras había sobre la mesa una torta con sus velitas encendidas, muchísimos globos decorando el lugar y un feliz cumpleaños cantado en portugués. Luna no entendía nada, nosotros menos, estuvo genial, el día no estaba perdido, sino comenzando. Inolvidable!

Lunita y su segunda torta...
Lunita y su segunda torta…

Hablando un poco del lugar les contamos que la playa de Enseada,  es una bahía que mide 3 kilómetros y posee aguas calmas ideales para el baño, ubicada entre las playas de UbatubaPraia do Molhe, todas suelen ser muy visitadas durante el verano sobretodo por su proximidad con las ciudades de Joinville y Curitiba.

Playa de Enseada
Playa de Enseada
Playa de Enseada
Playa de Enseada

Pasamos los días sin planes, visitando la playa que estaba a pocas cuadras de donde nos hospedábamos, saliendo a caminar por el barrio, haciendo las compras y sobretodo haciendo «churrascos», o sea «asaditos», en noches de guitarra acompañados de viejos amigos y una cerveza. El fin de semana se fue rápido y el lunes mi amigo Oneide regresó a Curitiba donde vive y trabaja. Viendo un poco nuestros posibles destinos aprovechamos su invitación de pasar a visitarlo, al día siguiente ya estábamos armando nuestras mochilas para continuar con el viaje…

Oneide y su familia
Oneide y su familia

Deja un comentario