El mejor lugar donde alojarse en Bangkok

Si viajas a Tailandia por primera vez y te preguntas cual es el lugar indicado donde alojarse en Bangkok, nuestra respuesta sin dudas será, en los alrededores de la ultra transitada Khao San Road. En relación calidad-precio aquí encontrarás el lugar adecuado a tu presupuesto viajero.

Esta calle, que con el correr de los años se transformó en el corazón de una zona donde pareciera todo posible, ofrece un sin fin de hostales, guesthouse y hoteles con un abanico de precios inmejorables. Un lugar super liberal donde las noches de fiesta parecieran no tener fin. Pero no solo hay hospedajes y restaurantes, también hay agencias de viajes, consultorios de odontología con excelentes precios, lavanderías y centros de estética y masajes. Encontrarás casas de cambio, tatuadores, artesanos y chicas que hacen trenzas y dreadlocks por la calle.

Hoy por hoy Khao San no es solo una calle, a ella se le han sumado otras, y el lugar se ha convertido en todo un barrio donde los puestos de comida callejera abundan y en donde podrías pasar horas enteras mirando rarezas, absteniéndote a cada minuto a gastar todo tu dinero en solo una tarde.

Si logras sobrevivir a las ganas compulsivas de comprártelo todo y llegas a la noche de Khao San prepárate para ver algo jamás visto. Los bares abren sus puertas y comienzan a competir por quien tiene la música más alta, improvisados pero efectivos parrilleros con ruedas asan todo tipo de carne, hasta de cocodrilo. Escuadrones de tuk-tuk se acomodan en las esquinas esperando su mejor cliente, mientras sastres indianos te frenan el paso delante de sus negocios para ofrecerte un traje a tu medida.

Grupos de jóvenes occidentales con baldes de cocktails caminan con el torso desnudo al ritmo de la noche que minuto a minuto comienza a calentarse, los restaurantes se llenan, los negocios de masajes al abierto invaden el aire con un fuerte olor a eucalipto.

Parece que aquí nadie tiene vergüenza, prejuicios, ni tabúes. Una camarera trans, que supera en belleza a muchas mujeres, sirve tres mojitos a una mesa de jóvenes rusos que saborean un escorpión frito.

Cuando crees que ya lo has visto todo y pareciera que la noche esta llegando a la hora cero de un año nuevo, te cruzas con las vendedoras de globos con el «gas de la risa», la atmósfera del lugar se asemeja más a la de una Gay Parade, la sensación de éxtasis comienza a invadirlo todo. Por los parlantes de un bar comienza a sonar «despacito» a todo volumen, dos tailandesas de cuerpos exuberantes bailan al ritmo del extra escuchado reguetón mientras un suizo mira con cara de perdido.

Se hace prácticamente imposible hablar por el volumen de la confusa música, a pesar de todo, el descontrol es pacifico y no hay problemas en la calle, la Khao San está que explota y aunque te pareciera estar fuera de la realidad es tan solo lunes por la noche en la ciudad de Bangkok.

Esperamos que te este post te haya sido de utilidad y que tu estadía en Bangkok sea de lo mejor.

Deja un comentario